La vuelta a clases este año está marcada por el retorno a la presencialidad, lo que implica que los escolares se vuelvan a reencontrar con sus compañeros y profesores que no veían hace mucho tiempo producto de la pandemia.

Es muy común que presenten síntomas tanto físicos como emocionales, tales como las pataletas, ansiedad, irritabilidad y sensibilidad emocional, ya que para algunos niños puede ser muy estresante. En cuanto a las conductas físicas pueden incluir desregulación del ciclo sueño–vigilia y cansancio.

Para ayudar a prevenir estas situaciones, los especialistas entregan algunos consejos prácticos a los padres:

  1. Destacar el lado positivo de la vuelta a clases: referirse positivamente al retorno a clases y a los avances que tenga el niño en su proceso de adaptación.
  2. Involucrarse activamente: preguntarles cómo les fue y cómo se sintieron, para entregarles un espacio donde puedan depositar sus emociones.
  3. Recuperar rutinas y horarios: ajustar el horario para levantarse y acostarse, puede ser adelantando 15 minutos la hora de dormir y levantarse para que se acostumbren a la rutina rápidamente. También es bueno incluir claves ambientales que le permitan predecir que pronto es la hora de dormir, por ejemplo, disminuir el uso de pantallas progresivamente, escuchar canciones para dormir, apagar las luces antes, etc.
  4. Indagar expectativas y promover el diálogo familiar en torno a temas relacionados a la vuelta a clases: preguntarles cómo se sienten y cuáles son sus expectativas al respecto.  Demostrarles que están disponibles para ayudar.
  5. El ritual: dado que el pensamiento de un niño en etapa escolar se caracteriza por ser concreto, es importante preparar juntos la mochila, dejar listo el uniforme, los zapatos y la colación, los primeros días.
  6. Evitar el estrés en las mañanas: Mientras más tareas se dejen preparadas en las noches, menos complicadas serán las mañanas, como las colaciones y los bolsos de deporte. Esto previene estrés innecesario.
  7. Fomentar las invitaciones sociales: se recomienda animar a los niños a invitar compañeros a la casa, con ello establecen vínculos con sus pares. Así, se les transmite que el ingreso al colegio involucra también mantener espacios recreativos.
  8. Verbalizar y validar sus emociones: poner en palabras lo que siente y validarlo, por ejemplo, “estás nervioso, te entiendo”. Si la situación lo requiere, explicarle lo que le pasa y ayudarlo a buscar una solución. Como padres, es necesario entregar tiempo para conectarse con los hijos en su proceso de adaptación. El juego para el escolar es una de las mejores formas.
  9. Prestar atención a las despedidas: para los niños pequeños, uno de los motivos de angustia con el ingreso al colegio es la despedida. Estructurarla, es decir, hacer lo mismo siempre con la finalidad de generar un patrón, le permite al niño ordenar y hacer predecible un momento angustiante. Por ejemplo, tener un abrazo especial para dichos momentos.

 

Bibliografía

https://www.clinicarenaca.cl/clinica_renaca/vuelta-a-clases

https://www.muysaludable.cl/muysaludable

https://www.terra.cl/estilo-de-vida/2022/3/1/consejos-para-una-vuelta-clases-exitosa-en-este-2022-12976.html

 

Artículos Relacionados