+562 2278 8544 / +569 3396 5201 / +569 3396 5202

En esta etapa de desconfinamiento gradual, muchos chilenos están regresando al trabajo presencial; por ello es fundamental reforzar medidas de protección como el uso de mascarilla.

Es esencial saber que una vez que uno se coloca una mascarilla, la persona no debe tocarla, moverla ni sacársela hasta que llegue el momento del retiro; ahí hay que considerar que debe ser tomada de los elásticos o hilos que ayudan a sostenerla, nunca tocando la mascarilla misma”.

Mascarilla Quirúrgica

En un día de trabajo se deberían usar tres diferentes:

  • Una para trasladarse de la casa al trabajo. Al llegar, se guarda en una bolsa de papel y se lavan las manos.
  • Una vez en el trabajo, utilizar otra nueva y usarla hasta la hora de almuerzo, para luego lavarse las manos y desecharla en un lugar donde nadie vaya a sacarla y darle mal uso.
  • Luego de comer, hay que ponerse una nueva hasta el final de la jornada laboral y desecharla (siempre con un lavado de manos antes y después de manipularla).
  • Al regresar a la casa, puede usar la misma que se usó para el traslado de la mañana, pero hay que ser rigurosos en botarla una vez finalice el trayecto.

 

 

 

 

Mascarilla autofiltrante (N95)

 Con una sola de estas mascarillas basta para estar protegido del virus durante toda una jornada laboral, mientras se use correctamente.

Se debe usar desde la salida de casa en la mañana y no sacársela hasta la hora de almuerzo. Ahí hay que lavarse las manos, sacársela, guardarla en una bolsa de papel u otro material absorbente, para que absorba la humedad de la respiración. Después de comer, hay que volvérsela a poner y no sacársela hasta regresar a la casa.

Estas mascarillas pueden durar hasta 21 días y no se deben lavar, sino que guardar siempre en distintas bolsas. Es importante chequear constantemente si se ven sucias; en ese caso hay que botarlas.

 

Mascarilla de trompa

Este tipo de mascarillas tienen larga duración y son muy efectivas, necesitándose una sola para protegerse durante un día de trabajo. Tienen filtros que duran hasta 3 meses y se pueden cambiar, por lo que su vida útil mayor.

 

Mascarilla de tela 

El uso de este tipo de mascarillas debe ser igual a la descrita para la quirúrgica: tener una para los traslados, otra para la primera parte de la jornada y una tercera para después almuerzo, sacándoselas y poniéndoselas siempre con las manos limpias.  Al regresar a casa cada día debe lavarse con agua caliente (60 a 80 °) y detergente para luego secarlas y poder volver a utilizarlas. En caso de deterioro de esta debe ser desechada en un lugar seguro

Si necesitas tratamiento o apoyo no dudes en llamarnos, en Kineplanet contamos con kinesiólogos especialistas que van a domicilio con todos los implementos necesarios para tu rehabilitación.