La neuropatía periférica, una consecuencia del daño a los nervios fuera del cerebro y la médula espinal (nervios periféricos), a menudo causa debilidad, entumecimiento y dolor, generalmente en las manos y los pies. También puede afectar otras áreas del cuerpo.

El sistema nervioso periférico envía información desde el cerebro y la médula espinal (sistema nervioso central) hacia el resto del cuerpo. Los nervios periféricos también envían información sensorial al sistema nervioso central.

La neuropatía periférica puede ser el resultado de lesiones traumáticas, infecciones, problemas metabólicos, causas hereditarias y exposición a toxinas. Una de las causas más comunes es la diabetes.

Las personas con neuropatía periférica, por lo general, describen el dolor como punzante, urente u hormigueante. En muchos casos, los síntomas mejoran, especialmente si son causados por una afección tratable. Los medicamentos pueden reducir el dolor de la neuropatía periférica.

La neuropatía es muy común. Existen muchos tipos y causas. Con frecuencia, no se puede encontrar ninguna causa. Algunas neuropatías son hereditarias.

La diabetes es la causa más común de este tipo de problema neurológico. Los niveles altos de azúcar en la sangre durante un período largo de tiempo pueden causarles daño a sus nervios.

Síntomas

Cada nervio del sistema periférico tiene una función específica, por lo que los síntomas dependen del tipo de nervios afectados. Los nervios se clasifican de la siguiente manera:

  • Nervios sensoriales que tienen sensibilidad, p. ej., a la temperatura, el dolor, la vibración o el tacto, de la piel
  • Nervios motores que controlan el movimiento muscular
  • Nervios autónomos que controlan funciones como la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la digestión y la vejiga
Neuropatía Dolor - Kineplanet

Los signos y síntomas de la neuropatía periférica pueden incluir los siguientes:

  • Inicio gradual de entumecimiento, hormigueo o cosquilleo en los pies o las manos, que puede extenderse hacia arriba hasta las piernas y los brazos
  • Dolor agudo, punzante, pulsátil o urente
  • Sensibilidad extrema al tacto
  • Dolor durante las actividades que no deberían causar dolor, como el dolor en los pies al poner peso sobre ellos o cuando están debajo de una manta
  • Falta de coordinación y caídas
  • Debilidad muscular
  • Sensación de estar usando guantes o calcetines cuando no es así
  • Parálisis si los nervios motores están afectados
  • Si los nervios autónomos están afectados, los signos y síntomas pueden incluir los siguientes:
  • Intolerancia al calor
  • Sudoración excesiva o no poder sudar
  • Problemas intestinales, vesicales o digestivos
  • Cambios en la presión arterial que provocan mareos o vértigo

La neuropatía periférica puede afectar a un nervio (mononeuropatía), a dos o más nervios en diferentes áreas (mononeuropatía múltiple) o a muchos nervios (polineuropatía). El síndrome del túnel carpiano es un ejemplo de mononeuropatía. La mayoría de las personas con neuropatía periférica tienen polineuropatía.

Cuando debes consultar con un médico

Busca atención médica de inmediato si notas hormigueo, debilidad o dolor inusuales en las manos o los pies. El diagnóstico y el tratamiento tempranos ofrecen la mejor probabilidad para controlar los síntomas y evitar daños adicionales a los nervios periféricos.

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son controlar la afección que causa la neuropatía y aliviar los síntomas.

Existen diversas terapias y procedimientos que pueden ayudar a aliviar los signos y síntomas de la neuropatía periférica.

  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea. Los electrodos que se colocan en la piel proporcionan una corriente eléctrica suave a diferentes frecuencias.
  • Intercambio de plasma e inmunoglobulina intravenosa.Estos procedimientos, que ayudan a suprimir la actividad del sistema inmunitario, podrían beneficiar a las personas con ciertas afecciones inflamatorias.
  • Si tienes debilidad muscular, la kinesiterapia puede ayudarte a mejorar tus movimientos. Es posible que también necesites aparatos ortopédicos para las manos o los pies, un bastón, un andador o una silla de ruedas.
  • Cirugía.Si tienes neuropatías provocadas por presión sobre los nervios, como la presión de los tumores, es posible que necesites cirugía para reducir la presión.

Fuentes

Articulos Relacionados

10 claves para prevenir las escaras

10 claves para prevenir las escaras

Garantizar una buena hidratación y nutrición. 2. Mantener buena higiene corporal: Realizar una ducha diaria si es posible o un aseo completo en la...

Síndrome Guillain-Barré (SGB)

Síndrome Guillain-Barré (SGB)

El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno poco frecuente en el cual el sistema inmunitario del organismo ataca los nervios. Los primeros...