Volver a la rutina con los niños poco a poco y entender sus procesos de adaptación es fundamental para un buen inicio del año escolar.

El regreso de los niños a clases es uno de los grandes desafíos de esta época. Una serie de preparativos que no solo incluye la compra de materiales y uniformes, sino también retomar los hábitos y horarios que tal vez quedaron olvidados durante el período de vacaciones.

Se debe ir cambiando lentamente el quehacer diario –sobre todo levantarnos temprano–, con el fin de evitar que la vuelta al colegio impacte de manera negativa a la familia. Si bien la sugerencia es tener los mismos horarios todo el año, es normal que estos se alteren los meses de verano. La clave está en reanudar poco a poco la rutina post vacaciones.

Tips rutina del sueño - kineplanet

Cómo ordenar el sueño de los niños para la vuelta a clases

Lo ideal es prepararse un par de semanas antes de volver “a la normalidad” y no imponer un horario estricto justo el día antes del regreso a clases: El objetivo es ir restableciendo nuestras costumbres con calma y que los niños vayan reacomodando su ciclo circadiano con tranquilidad.

Les entregamos una serie de recomendaciones:

  • Volver al horario normal una semana antes
    Hay que readecuar los horarios al menos una semana antes para lograr un buen horario al entrar a clases. La idea es ir corriendo el horario de sueño 30 minutos por día hacia atrás para llegar a la hora adecuada. Los niños deben haber terminado de comer al menos 1h15 antes de ir a dormir, y luego iniciar las actividades de preparación para ir a la cama. Una cena muy cerca de la hora de dormir, o muy tarde, o volver a comer una vez ya acostados, puede afectar el proceso de conciliar el sueño y tomarles más tiempo y más esfuerzo finalmente dormir.

 

  • Mantener un horario similar todo el año
    Es importante mantener un horario similar durante todo el año. Además, los adolescentes deben dormir entre 8 y 9 horas por noche para tener un rendimiento adecuado en el día.

 

  • Hacer deporte temprano en la mañana
    Realizar deporte temprano en la mañana ayuda a dormir mejor. Esto despeja y permite tener un día más activo y una mejor calidad de sueño.

 

  • No más de una hora de computador y otras pantallas
    Las pantallas (computador, tablet, celular, televisión) mantienen alerta al cerebro y es bueno limitar su uso, especialmente en la noche, porque además de mantenernos despiertos, las pantallas desordenan nuestros horarios. No se debe dedicar más de una hora a los videojuegos.

 

  • Dormir solo en la noche y evitar siestas en el día
    El horario de sueño se relaciona con otros horarios como el de la alimentación. Lo ideal es dormir solo en la noche, evitando las siestas. Además, se recomienda no dormir más allá de las 10:00 de la mañana para que no sea tan difícil adaptarse al horario normal durante el año escolar.

 

Bibliografía:

 

Artículos Relacionados

Colon irritable… ¿qué es?

Colon irritable… ¿qué es?

El colon irritable, cuya denominación más exacta es «Síndrome del Intestino Irritable» (SII), es un cuadro crónico y recidivante, caracterizado por...

¿Qué debemos saber del Cáncer?

¿Qué debemos saber del Cáncer?

El 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, promovido por La Organización Mundial de la Salud, el Centro Internacional de...