1. Garantizar una buena hidratación y nutrición.

2. Mantener buena higiene corporal: Realizar una ducha diaria si es posible o un aseo completo en la cama o incluso dos al día si fuera necesario. Utilizar un jabón neutro, no frotar y secar totalmente la piel cuidadosamente. Nunca aplicar alcohol porque deshidrata la piel ni hielo o secador de pelo muy caliente.

Limpieza, hidratación para evitar escaras - kineplanet

3. Controle regularmente la humedad de la piel, esta sufre una gran agresión con las heces, la orina y el sudor.

4. Realizar masajes suaves y específicos para mantener un buen trofismo de la piel. Se deben realizar sobre la piel limpia y seca utilizando los dedos y las palmas sin realizar presión excesiva siendo especialmente delicados sobre las prominencias óseas. Podemos aprovechar para aplicar cremas hidratantes o aceites bien toleradas por el paciente. Nunca dar masaje a nivel local cuando ya esté la escara.

5. Al hacer la cama asegurarse de que las sábanas están limpias, secas, sin pliegues ni restos de comida. No utilizar grandes vendajes o apósitos ni ropas muy ajustadas o muy sueltas de tejidos ásperos.

6. Estimule a la persona a realizar ejercicios y moverse. Si su estado de salud no lo permite, realícele usted mismo movilizaciones de los cuatro miembros para mejorar la vascularización y mantener las amplitudes de las articulaciones.

7. Cambios de posición frecuentes en la cama: Es imperativo cambiar a los pacientes de posición cada 3 horas alternando la postura tumbado boca arriba, del lado derecho a 30 grados y del lado izquierdo a 30 grados. Evitaremos girar de lado completamente a la persona ya que esto ejercerá una presión excesiva sobre el trocánter (hueso de la cadera) pudiendo provocar escaras. Nos ayudaremos de almohadas y cojines para una posición más cómoda.

Cojines antiescaras - kineplanet

8. Si la persona mayor puede estar en la silla de ruedas o sillón no debe quedarse en cama todo el día, puede estar sentado durante 3 horas, tras este tiempo debemos asegurarnos de que se levante y camine si es posible o acostarlo para liberar los puntos de apoyo.

9. Infórmese de los tipos de materiales anti-escaras que existen para ayudarle en su labor de prevención de las úlceras por presión: cojines, colchones, taloneras…

10. Aproveche el momento del aseo, de los cambios posturales y de los masajes para inspeccionar cuidadosamente las zonas de riesgo para una correcta prevención.

Articulos Relacionados

NEUROPATIA PERISFERICA

NEUROPATIA PERISFERICA

La neuropatía periférica, una consecuencia del daño a los nervios fuera del cerebro y la médula espinal (nervios periféricos), a menudo causa...

Síndrome Guillain-Barré (SGB)

Síndrome Guillain-Barré (SGB)

El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno poco frecuente en el cual el sistema inmunitario del organismo ataca los nervios. Los primeros...