El invierno puede representar un gran desafío para los adultos mayores, ya que la época invernal se asocia con un mayor riesgo de enfermedades respiratorias. Ponerse las vacunas que corresponda, evitar el contagio de patologías respiratorias y el autocuidado son fundamentales para no enfermarse en esta época.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el adulto mayor en Chile representa el 18.1% de la población. Por este motivo, queremos que conozcas algunos consejos para ayudarte a pasar el invierno sin problemas. 

 

Cuidados del adulto mayor durante invierno 

 

  • Minimizar el riesgo de infecciones invernales
    Lo que implica lavarse las manos con frecuencia o usar alcohol gel. Evitar los lugares cerrados con aglomeraciones de personas y, si es indispensable ir, utilizar mascarilla. Preferir estar en lugares ventilados al aire libre, es más seguro ir a parques y plazas que a un mall o supermercados. 
  • Evitar la calefacción que genera contaminación
    Como las estufas a leña y las estufas a parafina. Preferir aquellas que son más seguras con las vías respiratorias como la calefacción eléctrica y recordar mantener los ambientes ventilados.
  • Cuidarse de las bajas temperaturas es vital Con el frío la presión arterial tiende a aumentar, agrava las dolencias de la artrosis, produce dermatitis y, en algunos casos, caídas, ya que el hielo del pavimento, ocasionado por el frío, hace que pierdan fácilmente la estabilidad al caminar. Evitar los cambios bruscos de temperatura se suma a la lista de sugerencias y siempre es importante que tengan los pies abrigados, además de una bufanda, gorros y guantes que actúen como barrera para el frío. Por otro lado, la temperatura de la casa debe ser agradable para la persona mayor (ni muy frías ni muy elevadas). Además, como muchos pasan la mayor parte del tiempo en su hogar por el frío, se recomienda tener algunas consideraciones:
  • No mantenerse mucho tiempo en cama porque el reposo excesivo es perjudicial, por ejemplo, produce disminución de la masa muscular, de la fuerza y de la mineralización de los huesos.
  • Usar alfombras antideslizantes.
  • No dejar objetos que interfieran desplazarse fácilmente.
  • La cama debe tener una altura adecuada para prevenir accidentes.
  • Es ideal que la ducha esté a ras de suelo para evitar el movimiento de subir y bajar las piernas.

 

  • Vacunarse todos los años contra la influenza, SARS-CoV-2 y el neumococo
    La vacunación es fundamental para protegerte si eres un adulto mayor durante el invierno. Puesto que ayuda a prevenir enfermedades respiratorias y reducir la gravedad de los síntomas en caso de contagio.
  • Mantener una alimentación equilibrada
    La recomendación es incrementar el consumo de frutas y verdurasricas en vitaminas y minerales para así fortalecer el sistema inmune.
  • Mantener una buena hidratación
    Bebe suficiente agua y líquidos saludables para evitar la deshidratación. De igual manera, limita el consumo de bebidas diuréticas, como el café y el té, que pueden aumentar la pérdida de líquidos. Opta por infusiones calientes y sopas nutritivas para mantenerte hidratado y reconfortado.
  • Evitar el estrés y mantener el bienestar emocional
    El invierno puede ser un período estresante. Por lo que, es recomendable buscar actividades que reduzcan el estrés, como leer, escuchar música y practicar relajación. Evitar que estén solos, El frío no solo afecta a la salud física, sino que también puede incidir en la salud mental de las personas mayores, hasta el punto de que puede llegar a deteriorar su capacidad cognitiva. Por ese motivo, es esencial que ayudemos a las personas mayores en invierno a permanecer activas.
  • Mantener el seguimiento médico regular
    Asegúrate de tomar todos los medicamentos recetados y visitar al médico con regularidad.
  • Mantener la actividad física
    A pesar del frío, durante esta temporada es importante no encerrarse y mantenerse activo. Salir al aire libre, bien abrigado a hacer caminatas y continuar los ejercicios de fuerza muscular grupales o individuales, para esto los kinesiólogos pueden ser de gran ayuda, ya que pueden ir al domicilio a realizar rutinas de ejercicios personalizadas para cada adulto mayor y acompañarlo a caminar y recrearse.

 

BIBLIOGRAFÍA

https://www.cuidum.com/blog/consejos-para-el-cuidado-de-nuestros-mayores-en-invierno/

https://cuideo.com/blog/invierno-cuidados-especiales-prevencion-personas-mayores/

https://www.conadecus.cl/cuidado-de-los-adultos-mayores-en-invierno/

 

Artículos Relacionados

Influenza en personas mayores

Influenza en personas mayores

La influenza es una infección ocasionada por un virus, que afecta al sistema respiratorio. La mayoría de las personas que padecen influenza logran...