La mayoría de las alergias no tienen cura, pero es posible encontrar tratamientos que permiten controlar las reacciones adversas y aliviar sus síntomas.

Además, también te recomendamos seguir estos consejos que te ayudarán a tomar las precauciones necesarias para evitar que las molestias de las alergias aparezcan:

  1. Identifica el alérgeno que te causa molestias: si presentas alguna reacción alérgica y no sabes la causa, es recomendable visitar a un especialista para realizar un test de alergias. Este examen permite identificar los elementos que hacen que nuestro sistema inmunológico se active.
  1. Ventilar su casa a media mañana entre 5 a 10 minutos. Evitar hacerlo muy temprano o en la noche, porque se concentran los niveles de polen en el ambiente.
  1. Limpiar las superficies con paños húmedos, aspirar alfombras y no utilizar escobas ni plumeros para no generar polvo en suspensión.
  1. Lavar la ropa de cama en forma periódica al igual que las cortinas.
  1. Al hacer la cama, estirar las sábanas y no sacudirlas para no liberar más polvo.
  1. No tener peluches ni libros en estantes en los dormitorios.
  1. Limpiar filtros de aspiradoras cada cierto tiempo.
  1. Si hay equipos de aire acondicionado, hacer las mantenciones que recomiendan los fabricantes.
  1. Limpiar hongos en las paredes.
  1. Preferir pisos flotantes o de madera a las alfombras, porque éstas últimas acumulan ácaros.
  1. Si padece de cuadros alérgicos no hacer deporte al aire libre en esta época.
  1. Si estuvo en contacto con mucho polen en la calle, cambiarse de ropa al llegar a su casa, lavarse bien la cara y las manos.
  1. Si es mucha la reacción alérgica, bañarse y lavarse el pelo, para reducir las molestias durante la noche.
  1. No fumar, ya que el humo del tabaco agrava los síntomas alérgicos al irritar las mucosas de las vías respiratorias.
  1. Revisa el informe meteorológico y los índices de polen: es importante recordar que los días en los que la humedad es baja, aumenta la cantidad de polen en suspensión. También es recomendable revisar los niveles de pólenes alergénicos en el ambiente.
  1. Evita el contacto directo con los alérgenos: si vas a estar al aire libre, te recomendamos utilizar lentes de sol, para que el polen no entre en contacto con las mucosas oculares y evitar el contacto directo con el pasto, por ejemplo.
  1. Mantén las ventanas cerradas: para controlar el contacto con el polen en tu casa, auto y oficina, es recomendable evitar abrir las ventanas y utilizar otros métodos de ventilación. Si necesitas ventilar los espacios de tu casa, intenta hacerlo en los horarios donde los niveles de polen en el aire son bajos.
  1. Evita secar la ropa al aire libre: al hacerlo, el polen se puede adherir a nuestra ropa, ingresando a nuestro hogar. Se recomienda utilizar tendederos interiores o la secadora.
  1. Procura no cortar el césped o sentarte encima de él.
  1. Visita un especialista: si estos consejos no son suficientes para prevenir y disminuir las molestias producidas por los alérgenos del ambiente, es conveniente visitar a un especialista (dermatólogo, otorrinolaringólogo o inmunólogo) que nos pueda recetar los medicamentos adecuados para nuestra alergia.

 

Bibliografía

 

Artículos Relacionados

Resfríos de Verano

Resfríos de Verano

En verano solemos padecer menos resfriados que en invierno porque los virus lo tienen más difícil para propagarse. Además, en los meses calurosos...

10 consejos para evitar alergias

10 consejos para evitar alergias

1. Evitar el contacto con los alérgenos. Es primordial controlar los síntomas con los medicamentos apropiados. 2. Ventilar las casas en periodos...