El ejercicio físico es uno de los tres pilares básicos del tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2, junto con la alimentación y la farmacología. Para combinar diabetes y ejercicio de manera adecuada a tus necesidades, es imprescindible que planifiques junto a tu equipo médico un programa de actividad física que se adapte a ti y que te permita realizar ejercicio como mínimo 3 o 4 veces por semana.

Los beneficios que puedes lograr son:

  • Mejora los niveles de glucosa en sangre.
  • Aumenta la sensibilidad a la insulina
  • Disminuye los lípidos en sangre
  • Mejora la presión arterial
  • Ayuda a reducir la grasa corporal y bajar de peso
  • Disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares
  • Reduce la ansiedad, aumenta la autoestima, hace que nos sintamos y nos veamos mejor

¿Qué tipo de ejercicio físico aporta más beneficios?

Estudios recientes han demostrado que el ejercicio físico tanto a corto como a largo plazo puede lograr un mejor control glucémico en la DM2, obteniendo reducciones significativas en los niveles de glucosa en sangre y de la hemoglobina glicosilada (HbA1c –resumen de la glucosa de los últimos 3-4 meses-).

El ejercicio físico aeróbico (cardiovascular) combinado con el de fuerza reducen de manera significativa la HbA1c (0,5-0,8%) y esto realizado de forma mantenida durante más de 3 meses provocan los mayores beneficios.

¿Qué se aconseja en DM2?

Dados los resultados de mejoría de la glucosa a largo plazo con combinación de ejercicio cardiovascular y de fuerza se recomienda:

  • Realizar ejercicio físico combinado (ejercicio cardiovascular + fuerza), dejando pasar máximo 48 horas, con un volumen semanal de 150 minutos/semana, a una intensidad a la que “perdamos el habla”. En el momento en que nos cuesta hablar haciendo ejercicio, es cuando empezamos a utilizar glucosa para obtener energía, y esta intensidad suele corresponder al 50-70% de nuestra frecuencia cardíaca máxima.

Los ejercicios aeróbicos más recomendables, se incluyen actividades de carácter aeróbico como caminar, bicicleta, correr o nadar, realizadas entre tres y cinco veces por semana, durante 20- 60 minutos.

Qué precauciones tomar

Verificar la glucemia antes de la práctica deportiva:

  • Si es menor de 100 mg/dl, tomar un suplemento (fruta, galletas, bebidas energéticas) antes de hacer ejercicio
  • Si estás entre 100 y 150 mg/dl – 150 mg/dl, puedes hacer ejercicio sin riesgo.
  • Si es mayor de 250 mg/dl, deja el ejercicio para otro momento.
  • Controlar la glucemia durante y después del ejercicio.
  • Tomar un suplemento de hidratos de carbono durante ejercicios prolongados.
  • Consumir líquidos -sobre todo agua- desde dos horas antes de empezar a ejercitarse y durante la práctica deportiva.
  • Controla tu grado de deshidratación y la temperatura ambiente.
  • Si aparece algún síntoma de hipoglucemia antes, durante y después del deporte, debe tomarse una cantidad adicional de hidratos de carbono de absorción rápida (como son los jugos, por ejemplo).
  • Es aconsejable conocer el comportamiento de la glucemia en relación con los diferentes tipos de ejercicio físico.
  • Algunos pacientes diabéticos pueden padecer complicaciones como arritmia durante la práctica de ejercicio.

¡Es aconsejable realizar ejercicios de forma frecuente y permanente en personas que tienen Diabetes tipo 2, esta siempre debe ser supervisada por un profesional capacitado!

Si tienes dudas o consultas, las puedes realizar haciendo clic aquí

 

Bibliografía

https://www.endocrino.cat/es/diabetes.cfm/ID/8234/ESP/el-ejercicio-fisico-diabetes-tipo-2.htm

Licea ML. Ejercicio. EnÓ Licea M, editor. Tratamiento de la diabetes mellitus. 2da. ed. Brasilia: Ed. IDEAL; 1995. p. 34-40.

 Hayes Ch, Herbert M, Marrero D, Martin CL, Muchnick A. AADE Position Statement. Diabetes and Exercise. 2008;34(1):37-40.

https://fundaciondelcorazon.com/ejercicio/59-para-enfermos/980-diabetes-y-ejercicio.html

 

Artículos Relacionados

Lipoma…¿Qué es?

Lipoma…¿Qué es?

El lipoma es un crecimiento benigno de células de tejido adiposo que puede aparecer en casi cualquier órgano del cuerpo, aunque se encuentra más...