El agua cumple un papel muy importante en diversas funciones del cuerpo. Cualquiera sea la época del año, tomar la cantidad adecuada de agua es indispensable para la salud.

Si bien éste es un elemento esencial para el organismo, muchas veces no se le toma el peso a su importancia, y muchas personas no beben la cantidad adecuada al día, por lo que su salud se resiente. Desde dolor de cabeza, fatiga, calambres, y cambios de humor, hasta la deshidratación, son algunos de los malestares que pueden presentar las personas cuando no hay un consumo adecuado de agua. Y es que ésta compone más del 65% del cuerpo, que la almacena en grandes cantidades y por lo que es necesario reponerla constantemente por medio de su ingesta.

Asimismo, hidratar el cuerpo es un tema de salud ―y de supervivencia―, por lo mismo es que el consumo diario de agua debe ser un hábito y no esperar a sentir sed para beberla.

Son incontables los efectos positivos que tiene mantenerse hidratado. Algunos de los más importantes son

  • Evita que se sequen las membranas mucosas (ojos, boca, nariz, etc.).
  • Regula la temperatura corporal.
  • Facilita el riego sanguíneo, la reproducción celular y el movimiento.
  • Permite la absorción de los nutrientes esenciales y el aporte de energía.
  • Mejora la función digestiva.
  • Protege y lubrica las articulaciones.
  • Es un compuesto esencial de la sangre, que transporta los nutrientes y oxígeno a las células y los desechos fuera del cuerpo.  
  • Protege y amortigua los órganos vitales.
  • Humedece el oxígeno que empleamos al respirar. 
  • Es uno de los 6 nutrientes esenciales para la vida: agua, grasa, carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales. 

 

¿Cuánto tomar?

La ingesta de agua en los niños y adultos se estima en relación al peso corporal, actividad y clima, entre otros factores.

La guía de alimentación para una vida más sana recomienda el consumo de seis a ocho vasos en adultos, mientras que en el caso de los niños (en edad escolar), de cinco a seis vasos al día, siendo lo ideal tomar agua pura, aunque de igual forma es posible considerar otros líquidos como leche, jugos y sopas. Es importante advertir que el alcohol y cafeína pueden producir un efecto deshidratante.

Recomendaciones

A continuación, te entregamos algunos consejos para aprovechar de mejor forma los beneficios del agua:

  • Beber agua debe ser un hábito.
  • Mantener una botella o una taza en el lugar de trabajo le permitirá tomar agua constantemente durante la jornada laboral.
  • Tener siempre una botella con agua en el bolso y en el auto, para así beber en cuanto sienta sequedad en su boca.
  • Evitar las bebidas con cafeína o alcohol, pues tienen un efecto deshidratante y en ningún caso sustituyen o complementan la ingesta de agua.
  • Al preferir agua envasada, leer el contenido nutricional y elegir aquellas que no contengan azúcar y tengan menos sodio.
  • No abusar del consumo excesivo de jugos naturales, ya que contienen azúcar propia de la fruta.
  • Mantener refrigeradas botellas con agua que sean agradables para todo el grupo familiar.
  • Bebe abundante agua si eres muy activo o si vives o trabajas en condiciones calurosas.
  • Una buena alternativa es preparar agua con rodajas de limón, naranja o pepino, o también agregándoles hierbas como la menta, entre otros.

 

En conclusión, el agua es vida. No solo porque la necesitas para mantenerte vivo, sino también porque ayuda a mejorar tu estilo de vida y sentirte más saludable día a día.

Beneficios del agua - kineplanet
Lipoma…¿Qué es?

Lipoma…¿Qué es?

El lipoma es un crecimiento benigno de células de tejido adiposo que puede aparecer en casi cualquier órgano del cuerpo, aunque se encuentra más...