Desde inicios de este mes, autoridades de salud de varias naciones, desde Europa hasta Canadá, Estados Unidos y Australia, han comenzado a detectar casos de esta extraña enfermedad, cuyos brotes anteriores habían sido muy contenidos.

Sin embargo, en las últimas semanas, los brotes se han ido multiplicando en una forma que ha comenzado a sonar las alertas en las instituciones sanitarias.

Diversos organismos de vigilancia epidemiológica y expertos, no obstante, han aclarado que, aunque aún se estudian los actuales casos y sus formas de contagio, la viruela del mono (monkeypox en inglés) no constituye una amenaza para la salud del público general.

Sin embargo, es la primera vez que tantos países del mundo detectan a la par nuevos casos en el mismo lapso de tiempo y muchos de ellos sin conexión aparente o sin historiales de viaje a África.

Al ser una enfermedad ya conocida, centros de salud de numerosas naciones ya tienen desde hace tiempo protocolos para evitar los contagios, detectar los síntomas y ofrecer tratamientos.

¿Cuáles son sus síntomas?

La viruela del mono suele tener una sintomatología más leve que la de la viruela.

Las autoridades sanitarias de varios países, incluidos varios latinoamericanos, se han puesto en alerta para identificar con celeridad cualquier potencial caso de viruela del mono, para poder ofrecer tratamiento, rastrear contactos y evitar la propagación del virus.

Para ello, las agencias de salud han recomendado a sus poblaciones estar atentas a los síntomas y acudir al médico si hay sospecha de estar contagiado, principalmente si has estado de viaje en las últimas tres semanas (el periodo de incubación de la enfermedad).

Los síntomas de la enfermedad suelen ser parecidos a los de una gripe e incluyen:

  • fiebre
  • dolor de cabeza
  • dolores musculares
  • dolor de espalda
  • escalofríos
  • agotamiento
  • ganglios linfáticos inflamados

El síntoma más característico aparece de 1 a 5 días después de la fiebre: se desarrolla una erupción que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo, principalmente manos y pies.

En muchos de los casos actuales, las personas han reportado la aparición de la erupción en la zona genital.

La forma en que se ven este tipo de ampollas cambia y pasa por diferentes etapas antes de finalmente formar una costra que luego se cae.

Si una persona presenta este tipo de erupción, debe acudir al médico y aislarse para evitar transmitir la enfermedad a otros.

El periodo de incubación, es decir, el tiempo desde que la persona se infecta hasta que tiene síntoma, de la viruela del mono suele ser de 7 a 14 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días. La enfermedad suele durar entre 2 y 4 semanas.

¿Cómo se transmite la viruela del mono?

Según la OMS, en casos iniciales el virus de la viruela del mono se transmite a través del contacto directo con la sangre, fluidos corporales, lesiones de la piel o las mucosas de animales que han sido contaminados con el virus.

El virus ingresa al cuerpo a través de heridas en la piel, aunque no sean visibles, del tracto respiratorio o de las membranas mucosas, como son los ojos, nariz o boca.

Cuando se trata de la transmisión de humano a humano, puede ocurrir cuando:

  • Ocurre una mordedura o arañazo
  • Al cocinar inadecuadamente cocción de la carne de animales infectados
  • Ante el contacto directo con fluidos corporales o contacto indirecto con material lesionado
  • A través de ropa de cama contaminada

La OMS indica que la transmisión se produce principalmente por gotículas respiratorias tras prolongados contactos cara a cara con una persona que contrajo el virus. La infección también se puede transmitir por inoculación o a través de la placenta.

¿Existe una vacuna?

Actualmente, no existe tratamiento ni vacunas contra la infección por el virus de la viruela del mono.

La OMS señala que los brotes sí se pueden controlar ya que la vacuna antivariólica ha demostrado una eficacia del 85% para prevenir la viruela símica. Sin embargo, tras la erradicación mundial de la viruela en 1980 la producción de la vacuna se suspendió y ya no está accesible al público.

A la falta de un tratamiento o vacuna para tratar la viruela del mono, la OMS afirma que la única forma de reducir las infecciones es educar a la población sobre qué los factores de riesgo y cómo reducir la exposición. Por ejemplo, reduciendo el riesgo de transmisión de los animales a las personas evitando cualquier contacto con roedores y primates en regiones endémicas y limitar la exposición directa a la sangre y carne, y su cocción a fondo.

En el caso de transmisión de persona a persona, la OMS indica que es preciso evitar el contacto con personas infectadas con el virus por lo que se recomienda el aislamiento de los pacientes en sus casas o en centros de salud.

Viruela Símica o del mono - Kineplanet

REFERENCIAS

  1. https://www.bbc.com/mundo/noticias-61471745
  2. https://cnnespanol.cnn.com/2022/05/20/viruela-mono-que-es-como-se-contagia-sintomas-hay-vacuna-tratamiento-trax/

 

Artículos Relacionados