2 22788544

Tratamiento kinésico para combatir enfermedades respiratorias

Children's doctor exams infant with stethoscope

En el segundo trimestre del año es natural que la temperatura descienda y con ello aparecen las clásicas enfermedades de invierno. Las patologías respiratorias suelen afectar severamente a grupos específicos de la población, sin embargo todos estamos propensos a padecer este tipo de complicaciones.

El trabajo kinesiológico que se desarrolla para combatir enfermedades respiratorias se enfoca en facilitar la eliminación de secreciones que obstruyen las vías respiratorias. Para este tipo de tratamientos es necesario ponerse en manos de especialistas en esta área, sobre todo si el trabajo se realiza en menores.

Kineplanet cuenta con profesionales capacitados en diversas ramas de la kinesiología, ofrecemos un servicio completo y con el respaldo profesional que busca.

Como ya hemos señalado, existen grupos de la población que están más propensos a sufrir enfermedades respiratorias, se trata de los niños y los ancianos. Los dos extremos son más propensos debido a que tienen menos anticuerpos y sus defensas están debilitadas por diversas razones.

En los niños, por ejemplo, el sistema respiratorio está inmaduro y puede colapsar con facilidad debido a la inflamación y el broncoespasmo. La kinesiología respiratoria en estos casos puede ser un método preventivo ya que permite evitar complicaciones y mejorar de manera considerable la calidad de vida del menor.

En el caso de los adultos mayores se funciona de manera similar, eliminando las secreciones es posible mejorar la capacidad pulmonar y combatir las dificultades propias de estas enfermedades. Las maniobras manuales que se realizan en cada sesión entregan resultados inmediatos y, si bien son molestas para los menores, éstas no son dolorosas.

¿Cuándo un bebé requiere kinesioterapia respiratoria?

El caso más complicado en lo que a enfermedades se refiere se da en los menores de 1 año. Los más pequeños no tienen la habilidad para expresar de manera clara qué les molesta, qué les duele, cómo se siente. En esto, los padres deben jugar a adivinar lo que ocurre.

Algunas conductas que pueden ayudara determinar que el menor está siendo afectado por un virus son la fiebre, falta de apetito, disminución del ánimo y dificultad para respirar. Esto último es determinante para saber si requiere de kinesioterapia respiratoria: si sus costillas se hunden al respirar o hay cierto tiraje del cuello, es momento de consultar a un profesional.

En Kineplanet le invitamos a consultar en cuanto nota los primeros cambios en su bebé, no espere a que la complicación respiratoria sea más grave. Nuestro equipo de profesionales entrega atención personalizada y en su propio domicilio, para que no deba sacar a su pequeño de casa.

Kineplanet

Leave a Reply Text

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *