+562 2278 8544 / +569 3396 5201 / +569 3396 5202

Durante el embarazo, el cuerpo sufre una serie de cambios dentro de los cuales se encuentran aumento de peso, debilitamiento de la musculatura abdominal, del piso pélvico, diástasis abdominal entre otros. 

Antes de volver a la rutina que estabas acostumbrada a hacer en el gimnasio es recomendable evaluar tu condición física actual y acondicionar de forma específica tu cuerpo ya que durante la gestación se producen muchos cambios que si no son manejados correctamente pueden traer consecuencias a largo plazo tanto estéticas como funciones.

Durante el embarazo se puede producir la diástasis abdominal o diástasis de los rectos, esta es la separación de los músculos del abdomen como consecuencia del daño del tejido que los mantiene unidos entre sí, generando un problema tanto estético como funcional. esta lesión se produce tanto por los cambios hormonales como por el espacio que ocupa el bebé en esta zona. La diástasis abdominal puede ser tratada por profesionales especialistas quiénes a través de ejercicios abdominales hipopresivos lograrán acercar y disminuir el espacio que separa los músculos de la pared abdominal.

 El acondicionamiento físico post parto y los abdominales hipopresivos son fundamentales para: 

  • Recuperar tu condición física
  • Reducir el sobre peso
  • Reducir perímetro de tu cintura
  • Evitar depresión post parto
  • Fortalecer faja abdominal
  • Reeducar piso pélvico
  • Evitar o tratar la incontinencia urinaria
  • Tratar la diástasis del abdomen

 El programa de acondicionamiento físico y abdominales hipopresivos se encuentra a cargo de kinesiólogas especializadas en pre y post parto. Previo a comenzar tus clases realizaremos una evaluación donde planificaremos tu entrenamiento en base a tus necesidades y condición física.

 El programa es realizado en domicilio 2 o 3 veces por semana, puedes estar sola o acompañada por tu bebé y es posible comenzar 30 o 40 días posterior al nacimiento, autorizada previamente por tu ginecólogo, sin límite posterior, solo necesitas un pequeño espacio y ganas de mantenerte en forma ya que la kinesióloga llevará todos los implementos necesarios para cada actividad.