La artrosis de rodilla es una enfermedad degenerativa y de «desgaste, » localizada en la articulación de la rodilla. Se presenta con mayor frecuencia en personas de edad avanzada, pero también puede ocurrir en personas más jóvenes debido a lesiones previas en la rodilla. El cartílago articular se desgasta gradualmente disminuyendo la protección de los huesos.

Síntomas

Los síntomas más característicos son:

  • Dolor articular de evolución lenta
  • Rigidez y limitación de la movilidad

En estos casos, ¿qué objetivos nos planteamos en las sesiones de Kinesiología?

  • Disminuir el dolor y la inflamación.​
  • Prevenir la aparición de deformidades y el desarrollo de la enfermedad.
  • Mantener amplitudes de movimiento saludables.
  • Conservar la masa y fuerza muscular.
  • Desarrollar la marcha funcional.
  • Fomentar la independencia en las actividades de la vida diaria.

Técnicas utilizadas en las terapias para la artrosis de rodilla

Utilizamos 2 tipos de técnicas: técnicas analgésicas y técnicas que mejoren la funcionalidad (ejercicio terapéutico).

Técnicas analgésicas

  • Termoterapia y Crioterapia

Es el empleo del calor (termoterapia) y frío (crioterapia) para obtener beneficios en el organismo. Además, disminuir el dolor también disminuyen la inflamación (edema) y los espasmos musculares.

  • Terapia manual

Masajes, técnicas de movilización articular, se utilizan con la finalidad de disminuir el dolor.

El ejercicio terapéutico

Es la herramienta terapéutica más utilizada y con mejores resultados en la artrosis de rodilla, incide directa o indirectamente sobre la artrosis, manteniendo y/o mejorando la estabilidad, el equilibrio de las estructuras contráctiles, el fortalecimiento global y la mejora de la marcha.

Las técnicas serán adaptadas a la situación del paciente: se realizarán de manera suave y progresivamente, preferentemente en posición de descarga articular, intentando integrar la rodilla en el esquema motor del miembro inferior.

La musculatura a tener en cuenta será: cuádriceps, isquiotibiales, tríceps sural, tensor de la fascia lata, cintilla iliotibial y los propios de la cadera.

En conclusión, los ejercicios terapéuticos son primordiales en la artrosis de rodilla, estos buscan mantener la funcionalidad y que los pacientes sean independientes en las actividades de la vida diaria.

 

Si necesitas más información o una evaluación por parte de nuestros kinesiólogos nos puedes contactar aquí

Bibliografía

Artículos Relacionados