La artrosis de rodilla es una de las patologías de mayor prevalencia y que más repercute en el bienestar de los adultos mayores de 50 años. Se les dificulta: subir o bajar escaleras, caminar o practicar algún deporte.

A mayor edad los síntomas son más intensos; dolor, crujidos e inflamación en la rodilla. Debido a esto, pierden la capacidad -en distintos grados- de desplazarse libremente.

En promedio, a los 65 años es cuando aumentan las cirugías de prótesis de rodilla. En el caso de los jóvenes, quienes practican deportes de alto impacto y con rebote tienen un mayor daño en sus articulaciones, ellos también son candidatos para un reemplazo articular por desgaste de los cartílagos articulares o por artrosis.

La artrosis es una enfermedad provocada por cambios en la estructura de los cartílagos, en la cual se pierden sus componentes básicos y esto lleva a la deshidratación y adelgazamiento del cartílago articular.

La articulación de la rodilla la forma el fémur, por una parte, y por otra, la tibia y el peroné. Estas superficies están tapizadas por el cartílago articular. La artrosis de rodilla se caracteriza por el deterioro paulatino de este cartílago y conduce a la aparición de dolor con la actividad física, incapacidad variable para caminar y permanecer de pie, así como a deformidad progresiva de la rodilla. En general, es propia de personas mayores, aunque puede aparecer antes de los 50 años, siendo excepcional en jóvenes.

Síntomas

Igual que en la artrosis que afecta a otras articulaciones, los síntomas más frecuentes son dolor, rigidez, deformidad y pérdida de funcionalidad. Es característico de la artrosis de rodilla tener dolor y rigidez al intentar levantarse, después de estar un rato sentado. Este dolor y rigidez desaparecen inicialmente con los primeros pasos, pero reaparece tras caminar una distancia más o menos variable. El dolor va cediendo poco a poco con el reposo.

Origen

No se sabe. La causa de la artrosis de rodilla igual que el resto de tipos de artrosis, se cree que es la consecuencia de una suma de factores genéticos y ambientales. Entre los factores ambientales que aumentan el riesgo de padecer artrosis destacan la edad (a mayor edad más probabilidad de tener artrosis), determinadas ocupaciones o actividades laborales y el excesivo ejercicio físico. Otras veces la artrosis de rodilla se produce como resultado de una lesión o anomalía previa de la articulación tales como lesiones de los meniscos, de los ligamentos o del hueso articular, tras fracturas óseas intraarticulares.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en los síntomas que explica el paciente junto con la exploración de la rodilla. En algunas ocasiones, si el paciente presenta hinchazón de la rodilla puede extraerse líquido articular para analizarlo y confirmar que las características son las típicas de la artrosis.
La realización de radiografías también es útil para confirmar el diagnóstico, ya que aparecerán los hallazgos típicos de la artrosis y permitirán establecer un pronóstico según la rodilla se encuentre más o menos desgastada.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es mejorar el dolor y mejorar la calidad de vida. Para ello, se dispone de varias alternativas: medidas físicas, fármacos y cirugía.

Previo a la prótesis, los tratamientos para la artrosis moderada son los siguientes:
• Antiinflamatorios: Estos medicamentos ayudan a aliviar el dolor de rodilla y disminuye la inflamación asociada con la artrosis.
• Glucosamina y Condroitín Sulfato: Son medicamentos que actúan intentando regenerar el cartílago desgastado por la artrosis
• Plantillas: Se recomienda el uso de plantillas amortiguadoras de gel de silicona
• Ortesis: Se trata de una rodillera especial que está indicada cuando la rodilla está desviada, ya sea rodillas muy juntas o arqueadas.
El tratamiento que más se acomoda varía caso a caso, por lo cual es recomendable consultar al especialista.
• Control de peso: El sobrepeso y la obesidad agravan los síntomas de la artrosis. Es por esto, que es aconsejable visitar a un especialista, nutricionista o nutriólogo, quienes evaluarán el estado del paciente para indicarle una dieta balanceada y lograr su peso ideal.
• Kinesioterapia: Los ejercicios que se recomiendan son de flexibilidad de bajo o ningún impacto, que mejoren el tono muscular y la movilidad de la articulación; realizarlo tres veces por semana y con supervisión de profesionales, puede mejorar la calidad de vida de una persona al aumentar sus capacidades. Las actividades en el agua incrementan, también, la capacidad cardiovascular. Mejorar la calidad de vida es la mejor manera de retardar las necesidades de una prótesis.
• Cirugía biológica: Cuando el daño no es extenso y los pacientes son más jóvenes. La cirugía biológica se utiliza en zonas que han perdido cartílago con estímulos mecánicos y biológicos, como el ácido hialurónico, el concentrado plaquetario y las células madres.

Cirugía

Una vez que los daños en la rodilla son más avanzados y difusos, sobre todo en pacientes mayores, se indica como tratamiento la cirugía.
La artroplastia o cirugía protésica está orientada tanto a calmar el dolor como a devolver la movilidad articular del paciente y la actividad muscular. Así, las prótesis se indican cuando la enfermedad desencadenante ha sido lo suficientemente agresiva, cuando existe un gran dolor o una alteración de la función de esta articulación.
Una prótesis es una pieza artificial diseñada con el objeto de sustituir una articulación natural que está dañada y que no puede ser reparada.

Recuperación

La recuperación de la cirugía de prótesis de rodilla es lenta y dolorosa y, en la mayoría de los pacientes, se demora alrededor de dos meses, mejorando hasta un año después de la cirugía.
En tanto, la cirugía de prótesis parcial tiene la ventaja de ser una intervención menos invasiva y con una recuperación funcional mucho más rápida, que la total.
La cirugía protésica de rodilla está avalada como uno de los procedimientos médicos de mayor beneficio en la recuperación de la calidad de vida de los pacientes.

Referencias:

https://inforeuma.com/enfermedades-reumaticas/artrosis-de-rodilla/

https://www.clinicalascondes.cl/BLOG/Listado/Traumatologia/artrosis-de-rodilla-sintomas-tratamientos

 

Artículos Relacionados